La semipresencialidad no graduada es una opción pedagógica abierta y flexible, de inscripción disponible durante todo el año y donde el estudiante (protagonista de su proceso) avanza de acuerdo a sus capacidades.